Si alguna vez llegas a mi pueblo...

...Junta tus manos, como en rezo, ahuécalas luego. Deja que se llenen de agua, de arena, de sol, de viento. Déjate atrapar por el sagrado misterio de éstos cerros, de éste cielo. Luego... agradece. No podrás dejar de hacerlo".

No sólo agua, arena, sol y viento, también te ofrecemos un hermoso lugar donde parar: HOSTERIA ABUELO JUAN, un espacio apacible con cinco mil metros de parque arbolado, construido y decorado con mucho esmero, lo que le da una calidez muy especial. Cerca del centro y del río "Los Sauces", ideal para descansar.